Hace un par de días murió en Libia, entre tantos otros muertos que nos causan los “buenos” y los “malos”, el documentalista británico Tim Hetherington. Llevaba demasiado tiempo desafiando la muerte, registrando las crueldades (y algunas veces, los heroismos) de que somos capaces, en nombre de cualquier cosa, noble o no. Su Diario es un trabajo experimental que colocó en el sitio de videos vimeo hace apenas unos tres meses. Belleza e intensidad son las dos palabras que me vienen a la mente para describirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s