Imagenes de Buda de Afganistan

La guerra psicológica, esa práctica mezcla de tecnología bélica y supersticiones acerca de la conducta humana, tiene sus éxitos, sus rotundos fracasos…y  sus extrañas paradojas.

El tema está de moda y no es para tomarlo en broma, ya que independientemente de las aberrantes concepciones acerca de cómo reaccionan los seres humanos (El Hombre de Manchuria es un buen ejemplo) el mundo moderno es un campo de batalla y estas teorías se estudian hoy más que nunca. Queremos recordar un curioso episodio que sucedió durante la invasión norteamericana de Afganistán. Como se sabe, el Talibán no acepta la representación de imágenes; pensando en desmoralizar a la población, los norteamericanos lanzaron panfletos cuyo mensaje era más o menos este: “Ustedes rechazan las representaciones de la imagen humana, pero Osama ha aparecido en televisión y sus fotografías están entre las más conocidas en el mundo entero. El ha violado sus costumbres”. El panfleto fracasó porque los invasores ignoraron un hecho elemental, como es el que la mayoría de los afganos no sabe leer. Convencidos de que su mensaje sería efectivo, los expertos en guerra psicológica lo convirtieron en un “comic”. Aquí viene la paradoja: acusaron a Osama de usar imágenes…con imágenes! El “comic” era sistemáticamente destruido, creándose un ciclo recursivo de torpezas y malentendidos.

La guerra no solo es cruel: es, sobre todo, estúpida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s